La magia del Park Way

Uno de los lugares más tradicionales de Bogotá respira cultura.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Karl Brunner, arquitecto austriaco, fue durante los años 30 y 40 el responsable del diseño de algunas de las zonas más tradicionales de Bogotá. Los barrios Marly, Santa Fe, Gaitán, Palermo y la avenida Caracas fueron diseñados en la mesa del que por entonces era junto a Leopoldo Rother, uno de los maestros de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional. En aquel momento, la capital atravesaba un fenómeno de expansión geográfica ante diferentes procesos demográficos que implicarían un crecimiento desmesurado. El pequeño poblado que prácticamente conservó sus mismas dimensiones desde su erección como asentamiento colonial hasta finales del siglo XIX, se transformaría en una urbe cuya enormidad se alimenta por la centralización de los recursos del país.

Gran parte de ese crecimiento coincidió con la llegada de arquitectos como Karl Brunner, que cambiarían radicalmente la visión de los santafereños acerca de las construcciones. Implantaron las semillas de una modernidad que terminaría por superar estéticas coloniales y republicanas que aún dominaban la construcción en los inicios del siglo XX.

Un concepto aplicado en el diseño de la avenida Caracas sería retomado en la construcción del eje vial del barrio La Soledad, en la localidad de Teusaquillo. La avenidad General Santander tendría como característica primaria, una composición de doble calzada separadas por un parque lineal de 30 metros de ancho por aproximadamente un kilómetro de longitud. Un trazado diagonal, en cuyo extremo sur se encuentra un monumento al almirante José Prudencia Padilla.

Park-way-1950
Goran Staldal

Los vecinos conscientes de las innovaciones propuestas por Brunner y conociendo el origen de sus ideas, rebautizaron con la costumbre el lugar como Park Way. El sector desde su creación, ha sido un laboratorio de propuestas arquitectónicas. La ubicación de este corredor ha propiciado una lenta transformación de zona residencial a comercial, lo que trajo consigo el incremento de población flotante y lo consolidó como uno de los atractivos más tradicionales de la ciudad.

Este lugar de Bogotá a través de los años se ha convertido en un punto de encuentro muy importante para las diversas manifestaciones culturales de la ciudad. Ya desde algún tiempo este sector ha sido el lugar de realización de La Noche en Blanco, festival gratuito de arte que inició en París y que se ha celebrado en muchas ciudades alrededor del mundo. También se realizan muchos eventos en la zona alrededor del monumento al Almirante Padilla. Además, en el mes de diciembre, cantidades de familias bogotanas se reúnen en este sector para el tradicional día de las velitas. Estos son algunos ejemplos de los eventos anuales que tienen lugar en el sector del Park Way.

Pasar una tarde recorriendo el sector, o un domingo en la mañana, también puede ser una muy buena experiencia. La avenida principal es zona verde casi en su totalidad, así que resulta muy agradable tan solo ir a caminar un rato. La arquitectura del sector es una mezcla muy interesante entre estructuras muy modernas, y la conservación de casas y edificios antiguos. A lo largo del Park Way hay un buen número de lugares para detenerse a tomar un café, almorzar o cenar.

IMG_20170811_141802-01

En esta zona también hay gran cantidad de teatros, galerías y librerías, entre otros. Algunos de estos sitios ya cuentan con reconocimiento nacional, como Casa Ensamble o la Casa del Teatro Nacional, otros son propuestas más independientes y en crecimiento. Además, no solo es la avenida principal la que cuenta con un creciente movimiento cultural. Las manzanas aledañas a esta avenida también están empezando a ofrecer nuevas propuestas de restaurantes y establecimientos culturales para el público bogotano.

Con lo anterior, también podemos decir que muchas veces vale la pena explorar por los barrios alrededor de esta avenida, pues siempre existe la posibilidad de encontrar un sitio nuevo para conocer.  El barrio La Soledad es perfecto para perderse adrede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *