El pop y el rock, reinventados desde el jazz

Compartimos las visiones sonoras de algunos personajes relevantes en el panorama del jazz sobre clásicos de la música popular.

Tiempo de lectura: 4 minutos

La música es un diálogo permanente entre creadores de diferentes géneros. Los préstamos entre unos y otros se consolidan como una perfecta forma de experimentación y son el motor mismo de la evolución musical.

Es así que encontramos versiones interpretadas por agrupaciones de jazz de éxitos radiales. Reimaginar la música de consumo masivo comercial en formatos audaces, con nuevas armonías, ritmos desarrollados hasta nuevas densidades e improvisaciones que nos llevan a nuevas alturas.

No es asunto nuevo, especialmente en el terreno del jazz, pues en sus inicios, los músicos de este género solían realizar versiones de canciones populares de la época (de películas, musicales, canciones tradicionales norteamericanas, etc. ). Estas canciones son las que hoy en día conocemos como standards. Tocar standards es una práctica que se ha mantenido hasta la actualidad, es así como conocemos canciones como “Autumn leaves” o “My Favorite things”.

Lea más sobre Samples, algunos aspectos sobre su uso

Entonces, que un músico de jazz toque una versión propia de una canción pop de nuestra época es, de cierta forma, hacer lo mismo que hacían los músicos de antes. Aunque hoy en día, puede ser muy diferente, ya que han pasado muchos años en los que el jazz ha evolucionado en enormes cantidades. Así que hoy en día tenemos más herramientas, más miradas, más posibilidades de reinterpretar una canción.  

En la música a una idea la llamamos motivo, y tal como en la vida,las ideas y los motivos pueden ser desarrollados por distintos caminos. Esto implica que una misma línea melódica puede funcionar en distintos contextos, conducirse por estilos alejados y trabajarse bajo diferentes lógicas, miradas y herramientas. Sin embargo, al final siempre nos será reconocible y nos sorprenderemos al encontrarnos con temas conocidos en versiones de jazz.

Los motivos usados en la música comercial tienen una serie de características particulares para insertarse en éxitos globales. Debe existir un equilibrio entre una segura sencillez y una seductora novedad para que un tema sea rentable. Lo que interpreta nuestro cerebro de esta combinación, es una melodía fácil de recordar y muchas veces difícil de quitar de la cabeza.

Es por eso que para los músicos de jazz es tan atractiva la idea de reinterpretar aquellos motivos que están en oídos de todos. Su sencillez, y por lo tanto su flexibilidad, permite llegar a soluciones rítmicas, armónicas, melódicas y tímbricas de una complejidad arrolladora.

Pero no sólo eso. El uso de motivos populares en el jazz es una ventana por la que se asoma un público grueso, poco habituado a este género. Cuando suena un tema popular en una versión jazz se apela a un sentimiento transversal a la cultura, a los sonidos de la calle e incluso a la imagen sonora de la infancia de los músicos, compartida con todas las personas de su entorno.

Lea más sobre Música, género y estilo

Este tránsito entre los diferentes géneros inevitablemente conlleva a la evolución misma de la música. Las versiones que se hacen de temas pasados nos sirven como estado del arte y punto de comparación para conocer el momento por el que atraviesa la música, y no sólo con los cover en jazz, sino también los que realizan músicos comerciales.

Finalmente somos nosotros mismos quienes reinterpretamos toda nuestra realidad, y por qué no hacerlo también con la música que nos gusta. El abanico de posibilidades para experimentar se sigue abriendo y aquí ofrecemos una playlist para darle gusto a nuestros oídos con los mejores covers en jazz con sus originales en pop y rock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *