The Soulquarians: Soul para el nuevo milenio

¿Qué tienen en común artistas como The Roots, D’Angelo, y J Dilla?

Tiempo de lectura: 3 minutos

En el ámbito de la música popular, la década de los 90 fue una época de grandes innovaciones. El uso de nuevas tecnologías era cada vez más común, y las fusiones entre estilos generaban a su vez nuevos estilos (hip-hop soul, rap-rock, o pop-punk, por nombrar unos cuantos). Además, la cercanía del año 2000 y un nuevo milenio hacía que muchos artistas optaran por dar a su música y a su imagen tintes futuristas.

Estas nuevas tendencias llegaron sin duda al hip-hop y al R&B. Muchos artistas proyectaban una imagen de opulencia y extravagancia, en muchas ocasiones por medio de videos musicales dirigidos por Hype Williams, cuyo sello personal era precisamente este: un estilo sofisticado, colorido, futurista, y extravagante, que le da al artista una imagen de superestrella. Sin embargo, en la segunda mitad de la década, un grupo de artistas empezó a reunirse y tomar direcciones diferentes.

Ahmir “Questlove” Thompson, baterista de The Roots, los productores J Dilla y James Poyser, y el cantante D’Angelo fueron los primeros miembros de un colectivo que denominaron The Soulquarians (nombre derivado del signo zodiacal Acuario, que comparten los cuatro artistas). Lo que unía a The Soulquarians era un gusto en común por elementos musicales inusuales (que se encontraban más frecuentemente en la escena underground), y sobre todo, por lo análogo y orgánico, en contraste a lo digital de la época.

Se podría decir que The Soulquarians decidieron emprender un viaje musical hacia el pasado, y traer algo de esas sonoridades al presente. A ellos se unieron con el tiempo colaboradores como Erykah Badu, Q-Tip, Bilal, y el bajista Pino Palladino, y básicamente lo que sucedió fue que muchos de los miembros del colectivo participaban como músicos o productores en los discos de sus compañeros. De esta forma salieron al mercado ocho discos: “Things Fall Apart” y “Phrenology” de The Roots, “Fantastic Vol. 2” de Slum Village, “Voodoo” de D’Angelo, “Mama’s Gun” de Erykah Badu, “Like Water for Chocolate” y “Electric Circus” de Common, y “1st Born Second” de Bilal.

No se puede hablar de las producciones de The Soulquarians sin mencionar los legendarios estudios Electric Lady en Nueva York, construidos por Jimi Hendrix, pues este fue el lugar donde nacieron muchos de estos proyectos discográficos y tuvo lugar mucha de la exploración sonora necesaria para llegar a ellos. D’Angelo escogió este lugar para grabar “Voodoo”, en gran parte porque en este estudio Stevie Wonder grabó dos de sus discos.

El proceso de producción de este disco fue bastante particular, pues coincidió con otras producciones de The Soulquarians, así que “Voodoo”, “Things Fall Apart”, “Like Water for Chocolate”, y “Mama’s Gun” se producían al tiempo. En este periodo de tiempo, el colectivo pasó por una fase muy prolífica, en la que Questlove y D’Angelo escuchaban discos clásicos de soul y R&B para inspirarse, y sobre todo en la que se compuso muchísima música que terminó plasmada en estos discos que se estaban produciendo.

Muchos de los discos producidos por The Soulquarians alcanzaron un gran éxito comercial, pero más que eso, ayudaron a consolidar a artistas como D’Angelo y Erykah Badu parte importante de una nueva ola del movimiento neo-soul, y a otros como J Dilla, The Roots, y Common, su merecida importancia en la historia del hip-hop.

Para escuchar nuestra selección de estas producciones, pueden escuchar esta playlist:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *