Colaboración en el cine: Christopher Nolan y Hans Zimmer

Una breve mirada a cómo un compositor se relaciona con un director y sus ideas, a través de seis películas.

En el mundo del cine siempre han existido duplas exitosas, dos personas que por gran empatía personal y profesional se han embarcado numerosas veces en proyectos diferentes, usualmente directores y actores. Quentin Tarantino y Samuel L. Jackson, Wes Anderson y Bill Murray, Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio, son algunos ejemplos de lo ya dicho. Además, en Latinoamérica también resalta la unión de fuerzas entre la dirección de Alejandro González Iñárritu y la fotografía de Emmanuel Lubezki.

Christopher Nolan es un director que, a lo largo de su filmografía, también ha formado una especie de equipo de trabajo, al que ya acostumbramos ver en sus películas. Por ejemplo, varios de sus trabajos incluyen las actuaciones de Cillian Murphy y Tom Hardy. Pero la dupla que veremos con más detalle en este artículo es la que Nolan ha formado con el compositor Hans Zimmer.

Nolan y Zimmer hasta el momento han trabajado juntos en seis películas: la trilogía de The Dark Knight, Inception, Interstellar, y más recientemente, Dunkirk. Cada una de estas bandas sonoras acompañantes tiene algo muy especial y distintivo, y sin embargo no se pierde el estilo del compositor, que película a película va adaptándose con más éxito al estilo de Nolan. En este artículo revisaremos brevemente cómo se desarrolla esta dupla con estas seis películas y sus bandas sonoras.

La Trilogía de The Dark Knight:

Batman Begins:

Esta banda sonora fue el inicio de la colaboración Zimmer-Nolan. Para dos partes de esta trilogía también se contó con la colaboración del renombrado compositor James Newton Howard. Aquí nace el motivo de Batman, un motivo de dos notas muy simple pero muy poderoso. Tal vez por ser el primer proyecto en el que estos personajes trabajaron juntos, la banda sonora acompañante no fue muy arriesgada, sin embargo, desde este punto se pueden empezar a ver las fortalezas de cada compositor (lo épico de Zimmer y lo dramático de Newton Howard). El tema central de esta primera parte de la trilogía es el miedo, representado en la historia de dos maneras sobresalientes: el miedo de Bruce Wayne a los murciélagos (una de las razones por las que crea el personaje de Batman), y el modus operandi del villano Jonathan Crane/Scarecrow. En la banda sonora aparecen sonidos que emulan el batir de las alas de un murciélago, haciendo alusión a este tema central de la historia, y en algunos cortes predomina la tensión y el suspenso para generar la sensación de miedo.

The Dark Knight:

La banda sonora de The Dark Knight representa con total éxito el tema central de esta película: el caos. El trabajo de Zimmer y Newton Howard esta vez se vuelve más arriesgado y experimental, ideal para acompañar la complejidad de dos personajes nuevos en la trilogía: el Joker (posiblemente uno de los villanos mejor construidos que existen, y considerado por muchos como el villano perfecto) y Harvey Dent/Two-Face. Zimmer compuso para el Joker, y Newton Howard para Harvey Dent, llevando el contraste entre estos dos villanos a la banda sonora. El Joker es evidentemente caótico, loco, y violento, y sus temas incluyen sonidos bastante manipulados por Zimmer, usando desde efectos electrónicos hasta cuchillas. De hecho, la banda sonora empieza con “Why so serious?”, una suite de nueve minutos de caos dedicada a este gran personaje, en la que se muestran todos los temas y sonidos que lo identifican. Por el contrario, los temas compuestos para Harvey Dent son sobrios y elegantes, representando adecuadamente al personaje, y lo acompañan al transformarse en Two-Face. La colaboración entre director y compositores se hace más orgánica en esta película, y la música se asemeja cada vez más a la historia y a sus personajes.

The Dark Knight Rises:

Para este proyecto, James Newton Howard se retiró de la trilogía, así que a pesar de seguir desarrollando material compuesto por él, no colaboró con nueva música para esta última parte de la trilogía. El tema de esta película es indefinido, algunos dicen que es el dolor, otros dicen que son las consecuencias, de hecho, tal vez no sea uno solo el tema central. Sin embargo, me atrevo a proponer que uno de estos temas, expuesto por la banda sonora, es el ascenso y sus posibles significados. La banda sonora en esta ocasión hace uso de un recurso no explorado hasta ahora en la trilogía: la voz humana. Hay una gran cantidad de cantos, y repeticiones de las palabras “deshi basara” (que, según Zimmer, significan “asciende”). Algunos cortes, gracias al manejo de estos coros, alcanzan niveles impresionantes de fuerza y ataque, perfectos para el final de la trilogía de Nolan, y la historia y personajes que propone (en especial el villano principal, Bane). Vale la pena destacar un elemento que resalta características opuestas, el sutil tema en piano para el personaje de Selina Kyle/Catwoman. La trilogía de The Dark Knight culmina con una dupla de director/compositor bien consolidada, en la que ambos pueden mostrar y complementar sus puntos fuertes.

Inception:

Esta es un película en la que música e historia funcionan con una sincronía prácticamente perfecta. Zimmer aprovecha elementos claves de la historia para construir la banda sonora, por ejemplo, la canción “Non, je ne regrette rien” de Edith Piaf es la base de muchos temas principales. La música que acompaña las secuencias de acción es destacable, Zimmer logra generar cada vez más suspenso en el espectador usando recursos muy simples, como por ejemplo secuencias armónicas de cuatro acordes. Cortes como “Dream is collapsing” lo demuestran, este corte acompaña la primera escena de acción de la película: una secuencia armónica que se repite incansablemente acumulando tensión, para llegar un punto climático con más dramatismo aún. Sin embargo, para el final de la película, Zimmer creó “Time”, uno de los cortes de esta banda sonora más queridos y reconocidos por el público. Con la misma idea de mantener una armonía muy sencilla, Zimmer compone este tema de gran belleza que va creciendo en majestuosidad y nos lleva hacia el indescifrable final de esta película. Uno de los sonidos más característicos de Inception es la guitarra, interpretada por Johnny Marr de The Smiths.

Interstellar:

Para esta película, el trabajo conjunto entre Zimmer y Nolan fue vital. A diferencia de otras películas en las que ambos trabajaron al tiempo, para Interstellar, Zimmer empezó a trabajar primero, basándose en ideas centrales de la película proporcionadas por Nolan. Son precisamente estas ideas que el director busca plasmar en la película lo que hace de esta banda sonora una grata experiencia para el oyente. A pesar del gran contenido científico presente en Interstellar, y la mayoría de la historia transcurriendo en el espacio exterior, la banda sonora nos lleva continuamente a otro lugar, con temas melancólicos y la particular sonoridad de un órgano. Este lugar al que nos lleva la música es la historia de Cooper y su hija Murph, que están separados a causa del viaje espacial que emprende Cooper. Aquí hay otra particularidad, y es que Zimmer no incluye tanto el elemento épico que ya ha desarrollado en todos sus proyectos con Nolan, la música de Interstellar pocas veces alcanza los picos dramáticos y los climaxes que hemos escuchado en Inception o The Dark Knight Rises, por ejemplo. Es más bien un acompañamiento bastante sutil para esta compleja historia. Sin embargo, el tema principal no deja de destacar siempre, así como el hecho de que Zimmer se haya tomado tanto trabajo y esfuerzo de corresponder con su música a las intenciones de Nolan.

Dunkirk:

El público, acostumbrado a las anteriores colaboraciones entre Zimmer y Nolan, tenía bastante expectativa sobre esta película. Fue mi caso personal al verla, sabía que si estos dos personajes trabajaban juntos de nuevo, además en una película de guerra, podía esperar cosas como secuencias de acción con un acompañamiento musical enorme e increíble. Efectivamente, así fue, y una vez más es admirable la capacidad de Zimmer para complementar el suspenso de Nolan usando elementos musicales sencillos (recomiendo escuchar “The Mole”, primer corte de la banda sonora). Sin embargo, en este trabajo, tanto Zimmer como Nolan tuvieron suficiente espacio para experimentar y sorprender. Hay poco diálogo en Dunkirk, y la banda sonora, a excepción de algunos momentos grandes y épicos al mejor estilo de Hans Zimmer, es muy sutil. Sin embargo el resultado no aburre, sino que Zimmer y Nolan llevan al espectador a concentrarse mucho más en detalles como las expresiones, la emoción, las imágenes, y el manejo de la línea temporal.

Hemos compilado algunos cortes de estas bandas sonoras en una playlist especial que acompaña a este artículo, aquí el link para poder escucharla:

Playlist Colaboración en el cine: Christopher Nolan Hans Zimmer

One response to “Colaboración en el cine: Christopher Nolan y Hans Zimmer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s