Viaje a Paraguay, Natalia Arias expone en la BIA.

Invitamos a Natalia Arias, artista en formación, para que escribiera sobre su experiencia en la Bienal Internacional de Asunción.

Asunción se sintió como una cama calientita, y realmente fue caliente, el día que llegue el clima rodeaba los 38°. Qué ciudad para tener cambios de clima súbitos, incluso más que Bogotá, al día siguiente alrededor de las diez de la noche corría un viento tan fuerte que tenía que acomodarme la ropa para que no me desvistiera, me puse una falda teniendo en cuenta el clima del día anterior, no muy buena idea; esa fue la noche de la inauguración del lugar donde estaba mi video, el Archivo Nacional.

Desde Paraguay envían una invitación a participar en la segunda edición de la Bienal Internacional de Asunción, invitación que la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Nacional reenvía y es por donde yo me entero. Aplico a mediados de Junio y en Agosto me avisan que fui seleccionada, junto a artistas de Francia, Brasil, España, Egipto, Chile, Cuba, Taiwan, Uruguay, Ecuador, Suiza; la mayoría con muchísima más experiencia que yo. La Escuela y Bienestar Académico apoyan mi movilidad hacia Asunción y viajo a ser parte de la BIA. Esta segunda edición es un encuentro de arte contemporáneo que le hace homenaje al centenario del Premio Cervantes Augusto Roa Bastos, y debido a esto la selección de las obras se basó en el lema de “Significar lo imposible”, una frase recogida de la novela “Yo el Supremo”.

Entre naranja y marrón, violeta y rojo carmín son las paredes del centro de Asunción, roídas, rotas, amplias, con pocos graffitis. El centro de la ciudad parece abandonado, pero se siente vivo, al contrario de las frases simples escritas con aerosol, en los edificios más altos hay murales que, a diferencia de la movida local, se ven creados con apoyo económico y logístico; luego me enteraré que fueron creados el año pasado en el marco de la segunda versión de LatidoAmericano, un festival internacional que reúne muralistas latinoamericanos para pintar historias durante quince días. Jaguares (palabra originalmente guaraní), un toro del carnaval de Barranquilla (por Toxicómano), naturaleza mística, rostros de culturas latinoamericanas, un retrato de un ‘Chokokue’ Granjero en Guaraní, recordando la Triple Alianza, nativos guaraníes tomando tereré (bebida con hierbas fría) y muchos otros murales llenan los cielos asuncenos, todo Paraguay es colorido, algo arde en él.

 

La BIA, abierta todo el mes de Septiembre, la organiza el Centro Cultural de la República El Cabildo situado en el centro histórico, cerca de la Costanera (Avenida que circunda parte del Río Paraguay) al lado del Congreso Nacional y otras edificaciones historias; lo paradójico acá es que mientras El Cabildo es un centro cultural monumental,  frente a él, en la Plaza de La Independencia, familias pobres han improvisado viviendas y se han acomodado en este espacio público; el Congreso Nacional por su parte, situado en la otra esquina de la plaza se encuentra cerrado. La movida cultural no se detiene dentro de la situación sociopolítica tan compleja.

Este mismo año entre el 31 de Marzo y la madrugada del 1 de Abril se realizó una manifestación en contra de la aprobación de la enmienda constitucional para la reelección del presidente, estalló por el asesinato de un joven del principal partido de la oposición a manos de la policía. La manifestación deja el edificio del Congreso Nacional con las ventanas rotas e inhabilitado hasta el momento y logra detener el intento de reelección.

La plaza de la independencia situada entre el congreso Nacional y El Cabildo parece zona gris, los días que estuve en el país los campesinos lanzaron juegos pirotécnicos para recordar que reclaman asistencia técnica y créditos por sus cosechas perdidas, al lado niños pobres (lo que acá antes llamábamos gamines) juegan fútbol y al frente una exposición de arte internacional; la disposición de los edificios permite que confluyan todos estos elementos, se siente la tensión: es la situación sociopolítica del país a menor escala.

Asunción se muestra fuerte, nos recuerda la importancia de lo propio, del orgullo a la patria y del arte como acto de resiliencia.

La BIA busca abrir sus puertas al arte contemporáneo, trae artistas internacionales y nos da la oportunidad de conocernos y, más importante aún, de conocerlos a ellos. Con eventos como este, o como el de LaditoAmericano, Asunción se muestra fuerte, nos recuerda la importancia de lo propio, del orgullo a la patria y del arte como acto de resiliencia, como dijo el ministro de Cultura Fernando Griffith el día del evento de inauguración oficial “Esta experiencia que tenemos no hace más que mostrar que Paraguay es un país en construcción. Muchas cosas las estamos viviendo por primera vez. Los artistas tienen algo en común y es que aprendieron a expresarse y este es un pueblo que estuvo en silencio mucho tiempo. No siempre estaba permitido hablar o el dolor que teníamos era demasiado grande y preferíamos no hablar. Esta es una oportunidad maravillosa para significar lo imposible. Hoy queremos vivir esa imposibilidad juntos”.

Danza Mimética SS 4
Danza Mimética, Natalia Arias 2016.

Ser parte de algo más grande que uno es lo valioso. Los directivos de El Cabildo me acogieron con muchísima alegría, recibí el mismo trato que artistas con trayectoria. Nunca pensé ser parte de esto, la experiencia de viajar al exterior, nutrirme de sabor latinoamericano y tener la oportunidad de mostrar mi trabajo me dejan completamente satisfecha. Tanto ASU como la UNAL apoyan el arte por más esfuerzo que deba hacerse, porque crear siempre valdrá la pena.

Sobre Natalia Arias 

Artista en formación, Universidad Nacional de Colombia.

Las investigaciones que he realizado hasta el momento se han basado en el interés por los espacios públicos (físicos como digitales); tanto como su relación poética con las personas. Me involucro con estos espacios identificando su lógica y manipulando el trabajo plástico para que hackee este sistema y así logre mimetizarse y engañar al espectador. Elementos como el graffiti, la publicidad, objetos ajenos, al igual que las imágenes de dominio público y las redes sociales son utilizados en mis proyectos bañados de tintes mágicos. En mis trabajos más recientes me he dejado seducir por la palabra, he permitido que aparezca la literatura y se mezcle con imágenes convirtiéndose en un elemento plástico. García Lorca rezaba “El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana.” y así espero que se sientan las palabras: trágicamente vivas.

Portafolio de la artista

CCR Cabildo BIA

LatidoAmericano Paraguay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s