Algunas formas de trabajar mejor con nuestros objetivos

A la hora de embarcarnos en nuevos proyectos, siempre nos trazamos metas. Pero muchas veces nos cuesta mantenerlas y llevarlas a cabo como queremos. Reflexionamos un poco sobre el tema a continuación.

En Alterciclo creemos que una buena organización es muy importante para el momento de emprender nuevos proyectos, sobre todo en el campo del arte. Como artistas, siempre que queremos organizar un nuevo proyecto, muchas veces empezamos por la meta. ¿Dónde queremos llegar? ¿Qué vamos a lograr? Y, ¿cuáles son los pasos que debemos seguir para llegar ahí? Y de preguntas como esas surgen millones de preguntas más (¿dónde? ¿cómo? ¿para quién? ¿presupuesto?) que son las que, esperamos, nos hagan entrar en acción para cumplir las metas que hemos trazado para nuestro proyecto.

Pero muchas veces, el camino no es como nos lo imaginamos al principio. Surgen imprevistos, nos dicen que el sitio que queríamos no está disponible, o la persona con la que queríamos trabajar va a viajar, sabemos que hay cosas por el estilo que nos pueden suceder. Incluso no todas tienen que ser desafortunadas, también nos puede ocurrir que aparezcan nuevas personas, nuevas propuestas, o que se logre conseguir algo antes de lo esperado. Cuando este tipo de cosas pasan, buenas o malas, ¿debemos o no mantener las mismas metas, las mismas estrategias? ¿Qué pasa cuando estos planes se convierten en una fuente de presión y no concuerdan con lo que realmente ocurre? Este es el tema que vamos a tratar en el artículo de hoy.

A veces es muy fácil seguir la corriente del mundo hoy en día y abrumarnos con la enorme cantidad de estrategias que nos sugiere para que nuestros proyectos y contenidos artísticos lleguen de forma inmediata a todo un público. Aprovecharlas no está mal, pero en muchas ocasiones esto nos causa una presión que no es muy agradable. Es muy fácil pensar que si no hemos hecho cosas como pagar publicidad en Facebook, conseguir patrocinios, o que nos mencionen en redes sociales, entonces no tendremos éxito con nuestro proyecto. Entonces nos lanzamos de cabeza a hacer todas estas cosas, sin tener en cuenta otras formas de movernos que puedan beneficiar más a nuestro proyecto y sin tener en cuenta si el proyecto ya está listo para este tipo de estrategias.

Esto último es un punto muy importante, conocer nuestro proyecto y saber en qué punto del proceso está. Cuando sabemos exactamente qué es lo que queremos, sabemos mejor qué es lo que necesitamos hacer. Muchas veces sucede que cuando estamos muy conectados e inspirados por nuestro proyecto o lo que queremos hacer, encontrar un camino y unos métodos a seguir es muy sencillo, y nos encontramos en un escenario favorable en el que el mismo proyecto nos dice qué camino seguir. En este caso, trazar y seguir nuestros objetivos es muy útil. Por eso, es muy importante preguntarnos si realmente hay una intención detrás de lo que hacemos, o si lo estamos haciendo porque sí.

Antes se mencionó el tema de los imprevistos. Cuando el camino empieza a enviarnos hacia otra parte, a veces el destino que habíamos planeado no nos funciona tanto. Es muy útil mantener una actitud abierta ante este tipo de cosas que no planeamos y que nos pueden suceder, para poder trazar un rumbo diferente con la misma inspiración inicial y seguirlo de la misma forma. En ocasiones caemos en el pensamiento de que si nos desviamos de ese destino fijo que nos planteamos, estaremos perdiendo el tiempo. Pero muchas veces pueden surgir cosas mucho más interesantes de esos “desvíos”, y ya hemos visto que no todos los imprevistos son desafortunados. Si pensamos en que muchas cosas que suceden pueden traernos oportunidades, va a ser mucho más fácil aprovechar nuestro proyecto y las metas que se nos ocurran para llevarlo a cabo.

Con todo lo anteriormente dicho, podemos concluir que mucho de lo que hagamos con nuestras metas depende mucho de nuestra actitud e inspiración en cuanto a lo que queremos lograr. Usar mejor nuestras metas para el beneficio de nuestro proyecto, tomar acción, perseverar y trabajar duro por nuestro quehacer artístico en definitiva es mucho más disfrutable cuando estamos inspirados por lo que hacemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s