“Mindhunter” y las ventajas de las series

Aprovechamos el reciente estreno del nuevo proyecto del director David Fincher para comentar al respecto, y reflexionar sobre el fenómeno de las series.

Para muchos fanáticos del cine, David Fincher es uno de los directores más aclamados de nuestra época. Su filmografía no es tan extensa como la de muchos otros directores, pero muchas de sus películas pueden ser consideradas clásicos de culto y referentes muy importantes. Aparte de su trabajo en la industria cinematográfica, Fincher también ha sido reconocido por dirigir también videos musicales, e involucrarse en proyectos para la televisión, como la ya reconocida serie “House of Cards”, producción de Netflix.

Este año, Fincher colabora de nuevo con Netflix para producir y dirigir algunos capítulos de la nueva serie “Mindhunter”. Revisando los trabajos de Fincher, nos podemos dar cuenta que muchos de ellos han sido basados en libros: “Fight Club” (basada en la novela escrita por Chuck Palahniuk), “El curioso caso de Benjamin Button” (basada en un cuento de F. Scott Fitzgerald) o “Gone Girl” (basada en la novela de Gillian Flynn). “Mindhunter” no es la excepción, está basada en un libro del mismo nombre, escrito por John E. Douglas, ex-agente del FBI, que además escribió varios libros (entre ellos el que da título a la serie) sobre psicología criminal.

“Mindhunter” sigue la historia de Holden Ford, el personaje principal (basado en el mismo John E. Douglas), un agente e instructor del FBI, que, en su interés por conocer a fondo la mente y psicología de los criminales, y llegar a conocer sus motivos, empieza a entrevistar a este tipo de personajes por todo Estados Unidos.

Al ver cómo se va desarrollando la historia de Holden, podemos darnos cuenta de una de las grandes ventajas que tienen las series sobre el cine en este momento: la serie puede dar más espacio para desarrollar completamente un personaje. En el caso de “Mindhunter”, no nos dan toda la información sobre Holden en el primer capítulo para luego pasar a lo que le sucede, más bien, a través de lo que le sucede al personaje a lo largo de toda una temporada es que vamos recibiendo cada vez más información sobre él. Dicho de otra forma, una serie de diez capítulos tiene aproximadamente diez horas para realizar un desarrollo bastante profundo de un personaje, mientras que una película tiene aproximadamente dos o tres horas para hacer lo mismo. Como opinión personal, es posible que ahora con el auge de las series para televisión o para streaming, muchas películas puedan fallar en este aspecto, que, de lograrse, representa un logro cada vez más admirable para un director o libretista.

Ahora bien, Holden es un personaje muy interesante. Es muy fácil empatizar con él, es un personaje bastante idealista que pretende aportar a su entorno (el FBI) por medio de nuevos métodos, por ejemplo sus entrevistas con criminales. Por esto mismo, en torno a él se generan muchos desacuerdos y malentendidos por parte de sus colegas, pues muchos de ellos no entienden la mentalidad abierta de Holden en cuanto a querer entender a este tipo de personas en vez de simplemente ponerlos tras las rejas.

También podemos entender a un personaje por medio de las relaciones que establece. En el caso de Holden, hay dos personajes muy importantes: su compañero Bill y su novia Debbie. Por cómo se relaciona con ellos dos a lo largo de la serie, entendemos también que nuestro personaje principal también es muy inocente, y muy dedicado a su investigación.     

“Mindhunter”, además, cuenta con una herramienta muy fuerte para contar su historia: el diálogo. Desde su vital importancia para la trama, al ser el método que usan Holden y Bill para aprender sobre la mente de un criminal, el diálogo también nos da mucha más información. Es muy útil para conocer mejor a los personajes, e incluso, es mucho más efectivo que la ambientación para dar a entender al espectador que esta historia sucede a finales de la década de los setenta. En lo personal, este puede ser el punto más exitoso de la serie, que hace que el espectador pueda engancharse con ella.

En el reciente fenómeno de las series, “Mindhunter” es una opción muy interesante para disfrutar, y aún más para quienes han degustado el trabajo de David Fincher. No desentona para nada con el resto de su trabajo, por ejemplo con la temática criminal de películas como “Se7en” o “Zodiac”, y es un proyecto muy bien realizado que vale la pena tener en cuenta dentro de la amplia oferta de series actualmente.

One response to ““Mindhunter” y las ventajas de las series

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s