Reimaginando la ciencia ficción

Hacemos un sencillo recuento por los puntos más sobresalientes de “Tales From the Loop”, la serie de 2020, y las reflexiones que sugiere, presentes y pasadas, sobre las sociedades del futuro.

La época en la que vivimos hoy en día a veces puede resultar difícil de digerir. En especial cuando el siglo XXI se imaginaba de una forma muy diferente. La literatura y el cine han llevado a nuestra imaginación muchos de estos escenarios. Sólo por nombrar un ejemplo, los sucesos de “Blade Runner” (1982) ocurren en el 2019. Y, a la fecha en la que este artículo es publicado, ya estamos dos años después de dicho año. Es complejo pensar que ya estamos viviendo en ese mundo futuro que se ha imaginado por tanto tiempo.

No podemos negar que las narraciones literarias y audiovisuales que se producen actualmente también siguen mostrándonos nuevos imaginarios del futuro, sin embargo algunos de ellos ya se sienten extrañamente cercanos y posibles. El más claro ejemplo de esto está en la serie “Black Mirror”, en donde los avances tecnológicos que nos presentan son llevados a consecuencias trágicas y a veces perturbadoras, como por ejemplo la adicción a las redes sociales, o la posibilidad de grabar y guardar todo lo que vemos  en un dispositivo implantado en nuestro cuerpo. Este tipo de historias son diferentes a los sueños futuristas del pasado en los que se imaginaban sociedades radicalmente diferentes. Y esto es principalmente porque en ellas podemos reconocer partes de nuestro presente, y no necesariamente las buenas.

Y en medio de estas narraciones poco esperanzadoras, en 2020 se estrenó “Tales From the Loop” una serie de ciencia ficción producida por Amazon. Hay muchos puntos por donde empezar a entender por qué esta serie es diferente a las anteriormente mencionadas a la hora de mostrarnos un mundo intervenido directamente por la tecnología. Así que iremos por cada punto en orden: la estética e inspiración de la serie, la narración, y por último, la música. Sobra decir, habrá spoilers.

“Tales From the Loop” está basada en un libro-álbum del mismo nombre del artista sueco Simon Stålenhag. Esto ya es un punto sobresaliente a considerar, pues es de las primeras producciones audiovisuales construidas sobre la influencia de una obra gráfica, si no es que es la primera. La publicación original nos muestra imágenes que la serie recrea, además de contarnos la premisa básica. 

Nos situamos en Mälaröarna, un pequeño pueblo en Suecia, bajo el que se ha construido el Loop, un enorme acelerador de partículas y centro de experimentación, para estudiar los fenómenos del universo. Como consecuencia de esto, las escenas de la vida cotidiana de un pequeño pueblo se mezclan con grandes construcciones futuristas, robots, y demás estructuras que contrastan con el paisaje rural. Lo que nos da a entender este tipo de escenas, y se muestra efectivamente en la serie (donde estamos en un pueblo ficticio en el estado de Ohio, Estados Unidos), es que para las personas que viven en este lugar, estas intervenciones de la tecnología del Loop ya son parte de la vida de todos los días, así como las extrañas situaciones que se desencadenan gracias a la presencia del Loop. 

Tales From the Loop, 2014

Stålenhag estableció que la historia se desarrollaría en la década de 1980, lo cual en la serie genera una sensación interesante de anacronismo. Si bien cronológicamente estamos en los 80’s, una década en la que se hace evidente que los vehículos, aparatos domésticos, y vestuario eran diferentes a los actuales, la presencia permanente de una tecnología supremamente avanzada y superior incluso a la actual, crea un contraste en cómo se percibe el tiempo y la época de la serie. Además, muchos de los nuevos aparatos y estructuras del Loop tienen una estética retrofuturista.  Explicado con un ejemplo sencillo, estos aparatos lucen similares a cómo se imaginaban las generaciones pasadas la tecnología del futuro.

Con esto, podemos pasar a hablar de la narración. La serie tiene ocho episodios, y si bien se puede interpretar como una narrativa lineal, hay episodios que son una especie de viñeta sobre la vida de personajes específicos, con sus hechos particulares, e historias que se desarrollan y se cierran en el transcurso de un solo episodio. No es una serie que construye una historia desde el primer episodio para llegar a un punto de clímax y/o resolución de varios arcos narrativos en el final de temporada, lo cual por un lado contradice ese tipo de estructura tradicional, y por otro lado resulta muy coherente dada la inspiración original, un libro-álbum en el que cada página muestra una escena diferente.   

Ahora bien, muchas de estas historias tienen que ver con un grupo principal de personajes, la familia del creador del Loop. A través de sus historias se percibe el transcurrir lineal de la serie a través de diferentes hechos que afectan la vida de cada uno de los miembros de esta familia. Y es importante volver a mencionar aquello que muestra el libro álbum y que se retrata tan bien en esta adaptación audiovisual, el hecho de que los habitantes del pueblo viven acostumbrados a que sucedan cosas extrañas e inexplicables en su cotidianidad. Así que la serie no se encarga de dar una explicación científica o tecnológica a este tipo de cosas, sino más a cómo viven los personajes estas situaciones, qué sienten, o qué decisiones toman. Y hay casos en los que salen a flote sentimientos muy profundos, conflictivos, y tremendamente humanos: el duelo, la enfermedad, la envidia, o la obsesión.

Por ejemplo, vemos todo el proceso de la enfermedad y muerte de uno de los personajes, a través del duelo de su nieto. En otro episodio, vemos que un personaje se encuentra ante la posibilidad de cambiar de cuerpo con su mejor amigo, (que da la casualidad de tener mejores condiciones profesionales y económicas), y se enfrenta a la decisión de volver o no a su cuerpo original, con sus consecuencias. O también, vemos una relación nacer, crecer, y morir en un período en el que sus protagonistas descubren cómo detener el tiempo.

La compañía constante de estas historias es una banda sonora original compuesta en colaboración por Philip Glass y Paul Leonard-Morgan. No es un secreto que el acompañamiento sonoro llega a ser determinante en la forma en la que un espectador entienda una escena. Y en este caso, el trabajo de los compositores nos lleva a enfocarnos precisamente en estas sutilezas de la historia, los sentimientos y pensamientos de los personajes. Lo logran con una banda sonora sencilla, en la que predominan los sonidos del piano y las cuerdas, en lugar de una banda sonora con muchos sonidos electrónicos y elementos tensionantes, característicos de algunas bandas sonoras de ciencia ficción. 

A lo largo de la serie los compositores nos muestran un tema principal, del cual van apareciendo algunas variaciones. También es importante señalar que toda la banda sonora tiene prácticamente el mismo carácter tranquilo, contemplativo y un poco melancólico, propio del estilo del trabajo para cine de Philip Glass.

Así tenemos, entonces, una serie, un libro-álbum, y una banda sonora que sin duda representan una experiencia novedosa y recomendable de la ciencia ficción. El enfoque humano de la serie suscita en el espectador bastantes reflexiones que van más allá del acostumbrado “¿qué haría si esto me pasara a mí?”, y le lleva a temas como la familia, las relaciones, la muerte, y todo lo que no conocemos del universo.

También, y para cerrar, surge la siguiente cuestión: ¿será que nuestra proyección a futuro será tan desesperanzadora, que será necesario recurrir a representaciones retrofuturistas para recobrar un poco la esperanza? Últimamente, las representaciones audiovisuales del futuro o de sociedades alternativas dominadas por la tecnología no suelen tener un tono esperanzador, así que en contraparte, “Tales From the Loop” nos propone un punto de vista distinto, que si bien no tiene un tono precisamente alegre, nos invita a mirar este tipo de imaginarios de una manera diferente, desde una reimaginación del pasado.                


Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s